Share this:

"/> EE.UU. vs México: historias secretas de una rivalidad apasionada – TUDN USA – Sonorama
Deportes

EE.UU. vs México: historias secretas de una rivalidad apasionada – TUDN USA

>Nanolabs Nanolabs
marzo 23, 2022

DaMarcus Beasley es una leyenda viviente de la selección de Estados Unidos y de la MLS. A pedido de MLSsoccer.com, Beasley -exjugador del Puebla de la Liga MX entre 2011 y 2014- escribió esta columna de opinión sobre el significado del enfrentamiento entre las selecciones de Estados Unidos y México.
Nada puede reemplazar las emociones que se viven cuando se juega un partido de rivalidad o un clásico. El sentimiento de orgullo para los jugadores, la pasión de los aficionados, el entusiasmo en toda la ciudad y la atención amplificada por los medios de comunicación lo hacen algo diferente. Todo lo que rodea a ese partido es más, en todo sentido.
He jugado grandes partidos de rivalidad en mi carrera, Rangers vs Celtic, el Derbi de Manchester y, por supuesto, Estados Unidos vs México. Y déjenme decirles: no hay nada como jugar para tu país contra tu máximo rival. Pregunten a cualquiera en Argentina o Brasil, Egipto o Argelia. Probablemente dirán lo mismo: es diferente a jugar un partido entre clubes.
Creo que la rivalidad entre Estados Unidos y México es especial por mérito propio, porque esos partidos no se producen solo en las eliminatorias o en torneos. Jugamos contra México una o dos veces en amistosos cada año. En total, la selección de Estados Unidos ha jugado en 73 ocasiones contra México, y en cada oportunidad esos partidos fueron verdaderas batallas. Pero seré honesto, en los últimos años sentí que esta rivalidad había perdido algo de interés, pero renació gracias a la victoria de Estados Unidos en la final de la Nations League.

UN 2002 INOLVIDABLE
Hay tantos recuerdos que vienen a mi mente vinculados a esa rivalidad. Recuerdo perfectamente el partidos por las eliminatorias a la Copa del Mundo en 2005 en Columbus ( ¡Dos a cero!), y el partido de Octavos de Final en la Copa del Mundo de 2002, que fue más que un encuentro de fútbol. ¡Ese fue una pelea callejera! Cada jugador en los dos equipos dejó un poco más en cada balón disputado.
El mejor recuerdo que tengo de jugar contra México siempre será ese partido en 2002. Fuimos capaces de derrotarlos al más alto nivel de nuestro deporte y fue verdaderamente increíble. Después del partido, recuerdo que los autobuses de los dos equipos estaban aparcados uno al lado del otro … Todavía no entiendo cómo pasó eso. Nuestros veteranos Cobi Jones, Earnie Stewart y Frankie Hejduk fueron los que comenzaron a cantar y a golpear las ventanas. México no había llegado todavía a su autobus, pero nosotros ya estábamos celebrando y corriendo por el pasillo. Y cuando pasamos a su lado, no fue algo bonito. Básicamente, no fueron respetuosos. Pero no nos importaba. Habíamos derrotado a nuestro máximo rival en un Mundial para avanzar a los Cuartos de Final.
DETRÁS DE LAS LÍNEAS ENEMIGAS
Estuve en una situaci´on especial cuando jugué para Puebla. Jugar contra México cuando no vives en México es una cosa, pero vivir en México y enfrentarlos es otra bien distinta. De alguna manera, sentía más presión para ganar porque estaba viviendo allí. Siempre quería volver a Puebla para entrenar al día siguiente para poder alardear frente a mis compañeros.
Nunca perdí contra México mientras jugué para el Puebla en la Liga MX, y pude haber tenido algún tipo de motivación adicional. Tenía algunas “apuestas” con mis compañeros Jimmy (Jaime Durán) y Flaco (Roberto Juárez). Recuerdo una vez en la que si hubiéramos perdido ante México, tenía que llegar al entrenamiento vistiendo la camiseta del Tri. ¡Pero eso definitivamente no iba a pasar!

JUGAR EN EL ESTADIO AZTECA
Solo diré esto: jugar en la Ciudad de México en el histórico Estadio Azteca es algo completamente diferente. Siempre llegábamos con un gran plan de juego, que casi nunca funcionaba. La motivación de ser el primer seleccionado de Estados Unidos capaz de derrotar a México en el Azteca en las eliminatorias o un partido significativo siempre estaba presente. Y lo hicimos en un amistoso en 2012, que terminó 1-0.
Poniéndonos en 2022, creo que tenemos un equipo que puede hacer lo impensable: ¡Ganar en el Azteca! Este grupo tiene altibajos y decepciones, pero no tiene miedo. Algunos jugadores estarán allí por primera vez, así que tendrán que ser valientes y pasar el temporal, pero todos saben de la importancia de obtener puntos en el Azteca y clasificar a la Copa del Mundo.
Los partidos en las eliminatorias nunca son fáciles, ya sea jugando en casa o afuera. Estos tres próximoa partidos son cruciales para la selección de Estados Unidos. En la mayoría de las ocasiones todo se resuelve en los últimos partidos y este año será igual. En esta ventana, Estados Unidos tendrá que jugar los partidos más duros. Nunca hemos ganado a Costa Rica o México en las eliminatorias, y Panamá es un rival complicado que tiene oportunidad de cambiar la clasificación.
No puedo predecir el futuro, pero creo que el equipo de los Estados Unidos tiene la calidad suficiente para clasificar a la Copa del Mundo de 2022 en Qatar. Es importante para ellos, para nosotros como aficionados, y para el crecimiento contínuo del fútbol en este país.

Más contenido de tu interés

source

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You must be logged in to post a comment.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com