Share this:

"/> ¡Disneylandiazo! – El Sol de México – Sonorama
Nacionales

¡Disneylandiazo! – El Sol de México

>Nanolabs Nanolabs
marzo 23, 2022

Catalina Noriega

Catalina Noriega

  / miércoles 23 de marzo de 2022
Hasta dónde pensará este gobierno llevar el populacherismo y la ficción absurda. La sorpresa es diaria y cada vez más aterradora. La inauguración del aeropuerto Felipe Ángeles, habla por sí sola.
Tiraron la casa por la ventana. Invitaron a todo hijo de vecino y las televisoras privadas -que más parecen ya oficiales-, transmitieron minuto a minuto la faramalla. El se podría decir expriísta, gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, se lanzó con un discurso de lamesuelas y servilismo abyecto. Por algo se dice que está dispuesto a pasarle la estafeta del cargo a Morena, en la elección del próximo año, al igual que el Murat oaxaqueño y el Fayad hidalguense. Con esos políticos de tantas convicciones”, el PRI confirma su carácter de dinosaurio en extinción, para dar paso a su heredero, Morena, mucho más afín a la ideología “nacionalista”.
La “magna” obra -estoy harta de la palabreja- es equiparable a una caja de zapatos, sin el mayor chiste. Se sustituyó al enorme arquitecto -Norman Foster-, especialista en aeropuertos, por un equipo de militares acostumbrados a construcciones de un estilo que “nada que ver”, con el original de Texcoco. Se insiste en la sobriedad, lo que me recuerda a las grises y horrendas edificaciones de la época totalitaria, en países en los que chocaban con la estética, como en Polonia y demás enclaves de los que se apropió la extinguida URSS.
Pero la alharaca no tuvo fin, como si el mentado AIFA (Aeropuerto Felipe Ángeles) fuera a resolver la vida de los mexicanos y como si todos nos la pasáramos trepados en los cielos.
Además del increíble absurdo de liquidar una obra que suponía un auténtico avance y desarrollo, los ·verdes olivos·, a los que AMLO trae comiendo de su mano, hicieron las cuentas del gran capitán.
De acuerdo a una investigación de Mexicanos contra la Corrupción (La odiada ONG a la que el tabasqueño trae en la mira), hubo opacidad y dedazo de los altos mandos, en los contratos, los que, en un 100 por ciento fueron sin licitación.
“Hubo un proveedor ligado a una empresa fantasma que lavó dinero en Venezuela mediante el envío de toneladas de leche a un presunto prestanombres de Maduro. Le vendió 184 millones de pesos de acero, al AIFA.
Al menos hay una decena de empresas “recién creadas”, con contratos por 5.2 millones y el domicilio fiscal es un departamento en un conjunto del Infonavit. Se dieron tres contratos por más de 141 millones, a empresas vinculadas con factureras”.
Empresas fantasmas, empresas sin domicilio fiscal, ligadas a individuos perseguidos por la justicia yanqui -como el tema de la venezolana-, en pocas palabras, un absoluto laberinto de dimensiones desconocidas para cualquier auditor.
El costo del mamarracho fue muy superior a lo que habría costado Texcoco, en vista de lo que se tuvo que pagar -y todavía se debe- a los inversionistas que dejaron colgados. Un aeropuerto que no soluciona la problemática de rebase del Benito Juárez y que tampoco servirá para acrecentar el tráfico de pasajeros internacional, que supondría un fuerte ingreso. Sin certificado del extranjero, poco se puede esperar que crezcan sus operaciones, a pesar del berrinche presidencial, que busca mandar aerolíneas “a forziori”.
López tira y despilfarra un dinero que es nuestro, en estulticias producto de su corta imaginación, cuando la problemática crece y podía aprovecharse en remediar necesidades. Otro más de sus desastres.
catalinanq@hotmail.com @catalinq

Hasta dónde pensará este gobierno llevar el populacherismo y la ficción absurda. La sorpresa es diaria y cada vez más aterradora. La inauguración del aeropuerto Felipe Ángeles, habla por sí sola.
Tiraron la casa por la ventana. Invitaron a todo hijo de vecino y las televisoras privadas -que más parecen ya oficiales-, transmitieron minuto a minuto la faramalla. El se podría decir expriísta, gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, se lanzó con un discurso de lamesuelas y servilismo abyecto. Por algo se dice que está dispuesto a pasarle la estafeta del cargo a Morena, en la elección del próximo año, al igual que el Murat oaxaqueño y el Fayad hidalguense. Con esos políticos de tantas convicciones”, el PRI confirma su carácter de dinosaurio en extinción, para dar paso a su heredero, Morena, mucho más afín a la ideología “nacionalista”.
La “magna” obra -estoy harta de la palabreja- es equiparable a una caja de zapatos, sin el mayor chiste. Se sustituyó al enorme arquitecto -Norman Foster-, especialista en aeropuertos, por un equipo de militares acostumbrados a construcciones de un estilo que “nada que ver”, con el original de Texcoco. Se insiste en la sobriedad, lo que me recuerda a las grises y horrendas edificaciones de la época totalitaria, en países en los que chocaban con la estética, como en Polonia y demás enclaves de los que se apropió la extinguida URSS.
Pero la alharaca no tuvo fin, como si el mentado AIFA (Aeropuerto Felipe Ángeles) fuera a resolver la vida de los mexicanos y como si todos nos la pasáramos trepados en los cielos.
Además del increíble absurdo de liquidar una obra que suponía un auténtico avance y desarrollo, los ·verdes olivos·, a los que AMLO trae comiendo de su mano, hicieron las cuentas del gran capitán.
De acuerdo a una investigación de Mexicanos contra la Corrupción (La odiada ONG a la que el tabasqueño trae en la mira), hubo opacidad y dedazo de los altos mandos, en los contratos, los que, en un 100 por ciento fueron sin licitación.
“Hubo un proveedor ligado a una empresa fantasma que lavó dinero en Venezuela mediante el envío de toneladas de leche a un presunto prestanombres de Maduro. Le vendió 184 millones de pesos de acero, al AIFA.
Al menos hay una decena de empresas “recién creadas”, con contratos por 5.2 millones y el domicilio fiscal es un departamento en un conjunto del Infonavit. Se dieron tres contratos por más de 141 millones, a empresas vinculadas con factureras”.
Empresas fantasmas, empresas sin domicilio fiscal, ligadas a individuos perseguidos por la justicia yanqui -como el tema de la venezolana-, en pocas palabras, un absoluto laberinto de dimensiones desconocidas para cualquier auditor.
El costo del mamarracho fue muy superior a lo que habría costado Texcoco, en vista de lo que se tuvo que pagar -y todavía se debe- a los inversionistas que dejaron colgados. Un aeropuerto que no soluciona la problemática de rebase del Benito Juárez y que tampoco servirá para acrecentar el tráfico de pasajeros internacional, que supondría un fuerte ingreso. Sin certificado del extranjero, poco se puede esperar que crezcan sus operaciones, a pesar del berrinche presidencial, que busca mandar aerolíneas “a forziori”.
López tira y despilfarra un dinero que es nuestro, en estulticias producto de su corta imaginación, cuando la problemática crece y podía aprovecharse en remediar necesidades. Otro más de sus desastres.
catalinanq@hotmail.com @catalinq

Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
Catalina Noriega
CDMX
Justicia
Luis Carriles
Alberto Aguilar
José Alfonso Suárez del Real
Hiroshi Takahashi
Osvaldo
Analisis

source

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You must be logged in to post a comment.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com